lunes, 16 de abril de 2018

Linaje de maestras

Bailarina

Su nombre era libertad

Su nombre era misteriosa

Su nombre era Europa

Lejos y cerca

Su nombre se me ha pasado al olvido

Probablemente era francés

Ella era la danza

Ella era una iniciación a los misterios femeninos

Ella me brindó la creación desde otro lugar

Isadora conocía ese mundo



Bailarina

Su nombre era sonido

Su cuerpo era las olas

Sus agudos sentidos eran invisibles

despiertos en los pulsos

el fuego y el agua

de galaxias distantes

todos aquí

Su nombre es Emily

Ella me compartió el campo inteligente

acuaverso en todas partes




Artista de improvisación

Inventora de este momento

continuo asombro continuo

Su nombre era cambio

Su voz era su historia

en evolución

hecho de tela íntegra

cuerpo y voz

imaginación en llamas

Su nombre es Ruth

Ella me pasó el flujo de este instante



Artista sonora

Su nombre era Tíbet

Su nombre era budista

El velo de su paladar era una puerta

Ella era sonido

tonos harmónicos entonados

Llamando a los antiguos del futuro

Transformándose a través

alrededor y encima de las cavernas

acústicas de nuestro cuerpo

Su nombre es Jill

Ella me pasó antiguos tonos

morfemas

un campo lleno de luz



Bailarina de la diáspora africana

Su nombre era redondo

Su nombre era tierra

Su nombre era fértil

Su nombre era Oshun

Su nombre era el Congo

Su nombre es Victoria

Ella me regaló los dioses

y la danza de plantar en la tierra fértil



Madre de la Técnica

Su nombre era arte

Su nombre era valiente

Su nombre era un hueso

de los dioses yoruba

poderes elementales de la tierra

Su nombre es Katherine

Ella me pasó el trance consciente

Ella me pasó fuerza

Ella me dio el más allá de mi misma

bailando



Su nombre siempre ha sido

Su nombre sigue todavía

era el silencio

Su nombre era agua

Su nombre era susurro

Su nombre es Marianne

Ella me pasó la vida

las palabras

la danza del agua

la curiosidad

el asombro



Y luego estaban

Sally

Claire

y Polly



domingo, 15 de abril de 2018

Lineage of women teachers

Dancer
Her name was freedom
Her name was mystery
Her name was Europe
Far and near
Her name is forgotten to me
Probably it was french
She was dance
She was my initiation to feminine mysteries
She graced me with creation from another place
Isadora had known that world

Dancer
Her name was sound
Her body was wave
Her senses were invisible
living in the pulses
and fire and water
Of distant galaxies
All here
Her name is Emily
She passed me the intelligent field
waterverse everywhere

Improv artist
Inventor of the moment
Her name was change
Her voice her story
appearing now
evolving
out of whole cloth
body and voice
imagination on fire
Her name is Ruth
She passed me this moment

Sound artist
Her name was Tibet
Her name was buddhist
Her soft palate was a doorway
She was sound
Entoning overtones
Calling the ancients of the future
Morphing through
around and above the caverns
of the body
Her name is Jill
She passed me ancient morphic tones
A field full of light

African dancer
Her name was round
Her name was earth
Her name was fertile
Her name was Oshun
Her name was Congo
Her name is Victoria
She passed me the gods
and the dance of planting the fertil earth

Mother technique
Her name was art
Her name was brave
Her name was all
yoruba gods of the elemental powers
The earth
Her name is Katherine
She passed me conscious trance
She passed me strength
She passed me beyond myself
dancing

Her name was always
Her name was still
was silence
Her name was water
Her name was whisperer
Her name was Marianne
She passed me words
the dance of water
curiosity
awe

And there was Sally
Claire
and Polly

Movimiento somático: un acercamiento al tema


En la enseñanza del movimiento somático, una de las cosas que trato de transmitir a los estudiantes es una percepción holística de si mismo y del entorno como el fundamento del trabajo que hacemos juntos. Este planteamiento nos lleva a un paisaje viviente y subjetivo, es un paisaje al cual ingresamos a través de los sentidos, incluidos los sentidos propioceptivos del movimiento, el equilibrio y la orientación. Esto es diferente de una orientación de objeto, desde una perspectiva externa que se enfoca en las imágenes y roles que otros relacionan con uno. Este sentido de identidad viene de adentro y está conectado con la vida física, emocional y mental que vivimos  dentro de nosotros, que no es fija y estática, sino que es viva y dinámica, cambiante y receptiva. Es la vida como verbo, es decir en movimiento. La raíz de la palabra "somático" proviene del griego "somatikos" que significa "del cuerpo". En el campo de la somática, estamos interesados ​​en la totalidad del cuerpo sensible, viviente que respira y se mueve, en contraste con el modelo médico occidental que surge de un estudio de cadáveres y órganos y partes aisladas.

Para entrar en el paisaje subjetivo de la percepción individual y personal, se debe abandonar la ribera de lo familiar, lo predigerido, el mundo de los estereotipos culturales fáciles. Nos liberamos al ingresar al presente, a través de la respiración, a través del movimiento sentido y del sonido. La idea es romper las tensiones y respuestas condicionadas lo suficiente como para abrir una nueva percepción y poder abrirse y permitir que algo nuevo se desarrolle. A medida que se desenvolven nuevos movimientos y experiencia, así también se manifiestan nuevas expresiones. Dejamos el mundo de expresión limitada para entrar en una matriz de experiencia y expresión más compleja y que es a la vez profundamente nutritiva. En la medida que somos capaces de pasar de una organización limitada de movimiento a una matriz de sensación de respiración mucho más abierta, nuestra experiencia de nosotros mismos experimenta cambios, a veces grandes, a favor del bienestar, el placer de estar vivo que es nuestro derecho de nacimiento.

La activación de "movimiento sentido" representa una clase de meditación de movimiento o danza, es decir, tomamos conciencia del movimiento en su manifestación más sutil, fenomenológico,  permitiendo que el movimiento surja de impulsos auténticos o sentidos. Esto es diferente de los patrones entrenados de una bailarina de ballet, que si bien es estéticamente atractivo, puede llevarse a cabo al costo de un gran desgaste para el cuerpo, al ignorar el dolor y las capacidades y los impulsos de movimiento naturales del cuerpo. En nuestro trabajo, nos sintonizamos con el cuerpo individual, su cuerpo y sus capacidades de movimiento, necesidades, impulsos, que naturalmente revelan nuestro ser interior. A medida que jugamos en este campo, nuestro "rango de juego" se expande, nuestras capacidades de movimiento se expanden, de forma natural, no impuesto, y a la vez crece nuestro sentido de nosotros mismos.

El uso de la respiración es clave. Como dijo Anna Halprin, "la danza es el aliento hecho visible". La respiración es la única parte del sistema nervioso autónomo -responsable de las funciones y respuestas inconscientes que nos mantienen con vida- que podemos controlar conscientement de uan forma sencilla. Al deascelerar y alargar la exhalación, podemos activar una respuesta parasimpática. El sistema nervioso parasimpático se asocia con respuestas de relajación revitalizadoras y reparadoras en oposición a la rama simpática que está a cargo de la respuesta de lucha o huida diseñado para servirnos ante una amenaza física que sin embargo a menudo se queda "encendida" debido a factores que provocan estrés en la vida moderna, por lo tanto, no permite que el descanso y los ciclos restauradores del sistema nervioso parasimpático nos equilibren. Una vez que se activa la respuesta parasimpática, podemos acercarnos a capas más profundas de autoconciencia y descubrimiento.

El uso del sonido también es increíblemente útil para entrar en capas de conciencia más profundas, más expansivas y sutiles. El trabajo de Jill Purce y Emily Conrad ha sido una gran influencia en mi trabajo con respecto al uso del sonido. Usar conscientemente las vibraciones que emiten nuestra propia  voz junto con la respiración, nos permite estimular los tejidos corporales, los músculos y el sistema nervioso de manera que se sensibilizan rápidamente a nuevas dimensiones de percepción, rompiendo los patrones habituales de tensión que mantienen ligados a percepciones muy limitadas del yo, del otro y del entorno.

La tensión que llevamos en el cuerpo sirve para bloquear la sensación. Para muchos de nosotros, los eventos traumáticos en la infancia, o los legados familiares y culturales, se mantienen como tensiones en el cuerpo que limitan nuestro desarrollo y nos alejan de la riqueza de la vida en etapas subsecuentes de la vida. Si bien hubo ciertamente estrategias de supervivencia válidas involucradas en el desarrollo de los patrones de tensión para "seguir intactos", a menudo encontramos que estos hábitos ya no nos sirven, y de hecho nos están impidiendo vivir una vida plena y satisfactoria. Mediante el uso del movimiento, la respiración y el sonido, podemos entrar en una relación viva, dinámica y afectuosa con todo lo que somos y, al comenzar a entrar en contacto con nosotros mismos, también entramos en contacto con un mundo más amplio de posibilidades, capaz de experimentar nuevas cualidades de conexión y entablar nuevas relaciones con las personas y el mundo que nos rodea.






martes, 10 de abril de 2018

Somatic Movement: Entering the subject


Pablo Picasso | Inspirational Quotes


In teaching somatic movement, one of things I work convey to students is holistic self-perception and perception of environment as the fertil ground of the work we do together. This is a subjective, living landscape, it is a landscape we enter through the senses, including the proprioceptive senses of movement, equilibrium and orientation.  This is different from an external object orientation that focuses on the images and roles as others relate to you.  This felt sense of self comes from within and is connected to the physical, emotional and mental life that lives within us, that is not fixed and static, but that is living and dynamic, morphing and responsive.  It is the verb of life.  The root word "somatics" comes from the Greek "somatikos"  meaning "of the body".  In the field of somatics, we are interested in the whole living breathing feeling body, as contrasted by the Western medical model that arises from a study of cadavers and isolated organs and parts.

To enter subjective landscape of individual, personal perception requires leaving the shores of the familiar, the predigested, the world of easy cultural stereotypes.  We free ourselves by entering the present, through breath, through felt movement and through sound.  The idea is to break up the conditioned tensions and responses enough to open up fresh perception and to be able to surrender and allow something new to unfold.  As new patterns of movement and experience unfold, so too do new expressions.  We leave the world of limited mechanistic expression into a much more complex living unfolding matrix of experience that is deeply nourishing.  As we are able to move from a limited organization of movement into a much more open breathing feeling matrix our experience of ourselves undergoes sometimes vast changes in favor of well-being, the pleasure of being alive that is our birthright.

The use of "felt movement" is a kind of movement/dance meditation, that is to say, it is bringing awareness to movement and allowing movement to arise from authentic or felt impulses.  This is different from the trained patterns and responses of a ballerina, that while aesthetically appealing, may in fact be carried out at great expense to the body, in denial of pain, and out of touch with the natural movement  impulses of the body.  In our work, we tune into the individual body, your body and its movement capabilities, needs, impulses, that naturally reveal our inner self.  As we play in this field, our "range of play" expands, our movement capabilities expand, as does our sense of self.

The use of the breath is key.  As Anna Halprin has said, "dance is breath made visible". The breath is the one part of the autonomic nervous system—responsible for the unconscious functions and responses that keep us alive—that we can easly consciously control. By slowing and lengthening the exhale, we can activate a parasympathic response.  The parasympathetic nervous system is associated with nourishing and restorative relaxation responses as opposed to the sympathetic branch which is in charge of the fight or flight response which serves us well when there is a threat, however it it often gets stuck on "on" due to modern life stressors, thus not allowing the rest and restorative cycles of the parasympathetic nervous system to balance us.  Once the parasympathetic response if activated we can slip into deeper layers of self-awareness and discovery.

The use of sound is also incredibly useful for entering deeper, more expansive and subtle layers of awareness.  The work of Jill Purce and Emily Conrad have been a deep influence on my work in regard to the use of sound.  Consciously using the vibration of the sound of our own voice allows us at once to use breath and subtle vibration to stimulate body tissue and muscle and the nervous system in ways that rapidly open up new dimensions of perception, breaking up habitual patterns of tension that keep us bound to very limited perceptions of self, other, and the environment.

Tension serves to block sensation.  For many of us, traumatic events in childhood, or family and cultural legacies, are held as tension in the body that limit our development and keeping us from the richness of life at later stages in life.  While there were certainly valid survival strategies involved in developing the tension patterns to "hold us together," we often find that these habits no longer serve us, and in fact are holding us back from living a full satisfying life.  Through the use of movement, breath and sound, we can enter into a living dynamic, gentle and loving relationship with all that we are and as we begin to enter into ourselves, we also paradoxically step out of ourselves into a larger world of possibilities and statisfying relationships with the people and world around us.










sábado, 27 de enero de 2018

madre

tus ojos se llenaban de lagrimas todos los días
fumabas sus cigarros
cuando en realidad querías orar
caminar la tierra cada paso sagrado
tus huesos compartía polvo estelar
con alce negro y trueno retumbante
la tierra te reconocía
hasta cuando tú no te tenías en cuenta
las criaturas silvestres se desmayaban para saludarte
las aladas las de cuatro patas
las del mar
sabías de relaciones sagradas
y muchos seres callados te visitaban
cuando sacudías la sonaja sagrada
los arcoírises danzaban suavemente
esta era tu voz real
vivías en el exilio
en estos tiempo de la kali yuga
y sin embargo te levantabas para batallar
con fervor para el bien
tus dones eran tantos
ahora sé que eran y son wakan*
entregados por el Gran Espíritu

—Lorena Wolfman

*sagrados

mother

your eyes filled with tears each day
you smoked their cigarettes
when you really wanted to pray
walk the earth each step sacred
your bones shared star dust 
with black elk and rolling thunder
the earth recognized you
even when you didn't
its creatures swooned to greet you
the winged ones the four-legged ones
the ones in the sea
you knew of sacred relations
and quiet beings let themselves be known
when you shook the sacred rattle
rainbows danced softly
that was your true voice
you lived in exile 
in these kali yuga times
and yet you rose up to do battle
mightily for what was right
your gifts were so many
now I know they were and are
wakan bestowed by the Great Spirit


—Lorena Wolfman

lunes, 8 de enero de 2018

Alquimia - Minando la danza interior



“Mi obra está dirigida sobre todo hacia el realismo. Busco la realidad interna y escondida, la esencia interior de las cosas, en su naturaleza perenne.”

                                              —Constantin Brancusi


Hades: El origen del nombre de Hades es incierto, pero en general se ha visto como el significado de "Lo Invisible" desde la antigüedad. Una extensa sección del diálogo de Platón Cratilo está dedicado a la etimología del nombre del dios, en el que Sócrates argumenta a favor de una etimología popular no "invisible", sino de "su conocimiento (eidenai) de todas las cosas nobles". Los lingüistas modernos han propuesto la forma proto-griega * Awides ("invisible").
         —Wikipedia


Las sustancias minerales participaban del carácter sagrado de la Madre Tierra. No tardamos en encontrarnos con la idea de que los minerales "crecen" en el vientre de la Tierra, ni más ni menos que si fueran embriones.
                                                                                               —Mircea Eliade



Minar: Verbo activo transitivo. Esta palabra se refiere en abrir una senda o galería por debajo de la tierra, formar una mina.                      
                                            — https://definiciona.com/minar/


Sabemos que "inframundo" significa “por debajo del mundo”… las zonas "subterráneas" de la tierra en la psicología Jungiana están vinculadas con la madre tierra y reina sobre transformaciones mágicas, el renacer, el inframundo y sus habitantes.  Todo viaje al inframundo, al inconsciente,  a la tierra de los muertos y del olvido, llevado acabo con sabiduría respeto promete un renacimiento, un rescate de tesoros secuestrados, a la vez conlleva ciertos riesgos.  Quien lo emprende necesita emprenderlo con  el debido respeto, desnudez de intenciones, y saber moverse entre dimensiones y espacios.  Esto requiere una integración de códigos —es decir hablar más de un idioma, moverse entre ellos y ocupar los espacios entre ellos— requiere saber abrir y moverse entre los pasillos, las penumbras entre el aquí y el allá, entre un estado de conciencia y otra.  Hay que hacerlo de manera que una parte no se quede atrapada en el inframundo, de manera que el yo que vuelve quede ensanchado y completo, habiendo rescatado tesoros suyos, claro, los tesoros que le corresponden.

El inconsciente personal colinda con el inconsciente colectivo, a fin de cuentas la psique de cada uno no es aislada, respira con el resto de la creación a igual que todo. Según Eliade, el arquetipo de la madre tierra está asociada con la fertilidad, tal como el jardín, o cualquier objeto hueco representativo de la matriz como las cuevas, los hornos y los pozos.  Estamos ante lo oculto.  Ante lo femenino.  Ha sido notado por investigadores del los arquetipos femeninos que la misma figura o forma de  la virgen de Guadalupe de México, se parece al sexo femenino —las vírgenes andinas se parecen a los apus o las enormes montañas que para el iniciado en estos los misterios son seres sabio y punto y aparte estas mismas en su forma se parecen a la clítoris de la mujer que nos da una pauta importante acerca de la sabiduría tántrica que se esconde a plena vista en estas imágenes del sagrado femenino, la contraparte necesaria para la creación del universo y para su equilibrio y fertilidad, sin ello, todo se va al traste, véase el mundo actual en el cual si bien "Dios" no ha sido suplantado por el dinero, poder, avaricia, arrogancia, el que rige es un imperio regido por una religión sin principio femenino, el protestantísmo, relegó lo femenino al inframundo. En México, y por extensión en todos los paísces donde vive aún la imagen femenina de la "madre de Dios", ella representa un pasillo por el cual podemos pasar a una conciencia de la tierra, a una experiencia desde adentro, al paradigma de lo femenino.  Existe la oportunidad para el individual tomar la invitación, a entrar...

Para entrar en las zonas ocultas, en lo desconocido, o lo olvidado, hay que encontrar y ser capaz de reconocer la apertura y su importancia, esta es una iniciación femenina.  En lo oculto hay un tesoro, algo noble por recuperar.  Sin embargo, no es fácil saber reconocer, o valorar tales aperturas vivimos en un mundo enfermo por exceso de lo masculino— tanto en México, donde es  importante "no rajarse" como en el resto del mundo Judeocristiano "moderno" regido por o sujeto al sistema y paradigma socioeconómico del capitalismo corporativista y rapaz,  que justifica la violación de la tierra, en la cual no se respeta la integridad del planeta ni de la mujer, en la cual la palabra "explotación" sigue siendo utilizada como si fuera lo último y lo mejor (de la mercadotecnia) así como "explotar una oportunidad" y "detonar" igual, así como en "detonar un mercado" ¿y la gente?   ¿y la tierra? ¿dónde figuran en este modelo dañino?  Muy punto y aparte, piensa ¿qué pasaría si se sustituyeran palabras como "nutrir" y "madurar"?, palabras que cambian la forma (literalmente) de nuestro pensamiento...

Estas tierras de Pozos donde vivo, en el estado de Guanajuato México, son particularmente evocativas de los misterios del inconsciente— es decir, la dimensión subterránea es palpable, la puedes visitar con facilidad, es parte de la historia y la idiosincracia del lugar.  Fue un pueblo minero desde los tiempos de los jesuitas (siglo XVI) que tuvo su auge en el Porfiriato a finales del siglo XIX, principios del siglo XX. Se vive con una gran paradoja, la minería dejó sus estragos ecológicos— deforestación, contaminación de parte del agua subterránea, secuela en la psique de la gente por el trauma de representa este tipo de abuso laboral— la la vez está el acceso directo a los misterios femeninos de la tierra... el que sabe ver y sentir sabe, entiende que no son materiales los tesoros que encierran estas tierras, nos acerca a una matriz de la tierra. Matriz donde se engendran múltiples minerales preciosos —oro, plata, amatistas, cuarzo, mercurio, níquel— en la oscuridad, en el tiempo  sin tiempo de las noches eternas bajo la tierra.  Lo que importa aquí no es el mineral, es su presencia viva, su vibra, lo material es "oro de bobos"... un error humano de la avaricia y la explotación nos hizo el favor de inundar las minas cuando perforaron el aquífero.

Para iniciar tu danza con este lugar, tu interior, un interior colectivo, te invito a hacer una ofrenda de respeto y de amor a todos los que han habitado este lugar, puede ser de algo que has encontrado aquí mismo que te ha llamado, una piedra, una hoja, una flor, una espina... Ahora desde aquí te invito a acercarte a la piel de este lugar, escuchar a través de las plantas de tus pies, a través de tu piel, escuchar dentro de los túneles y cavernas del oído, esta es una oportunidad de explorar el lugar donde te encuentras desde tu interior.  Descubrir ¿qué te dice, qué te revela de ti y de tu realidad?  La marcha de la historia la vivimos en nuestras venas ahora, no es una cosa aparte. El pasado solo lo conocemos dentro del presente.

Si entendemos como hablarle, susurrarle nuestras verdades humildes, tocarla sin violación, ¿qué tesoros nos pueden esperar? Dándole tiempo a ella que siempre ha sido sinónimo de nosotros mismos, porque nosotros somos aquello, somos ella.  Nos llevará a una nueva apertura, una puerta, y nuevos recursos.  Algo tenemos que desenterrar, un conocimiento ancestral del colectivo femenino que nos brindará un conocimiento más íntimo e íntegro del aquí y del ahora. 

Si tememos a lo femenino, tememos la vida.  ¿Qué nacerá de la oscuridad, de la matriz?  Bajo la tierra, fuera de nuestra atención cotidiana.  Justo allí, donde espera la semilla nacer, convertirse, transformarse en algo nuevo.  Algo que necesitamos, una nueva síntesis, nueva conciencia que nos  llevará a otro lugar, una nueva manera de ocupar el presente… 

Estas tierras de esta zona antigua minera tienen muchos kilómetros de caminos subterráneos bajo la superficie… hubo mucho sufrimiento humano aquí. ¿Qué necesita esta tierra para sanarla?  O para ser más precisos, ¿qué necesitamos para sanar nuestra relación con la tierra y con el arquetipo femenino? ¿En qué sentido ha sido la minería una metáfora para nuestra condición humana? Esta metáfora de lugar, metáfora de la minería, es también una metáfora que le queda a nuestra civilización.  Es la forma y resultado de nuestra paradigma de la civilización occidental que ha saqueado y sigue saqueando la tierra.  Se habla de una cultura de violación a la mujer, no es otra cosa, es síntoma de lo mismo.  Tanto hombres como mujeres vivimos dentro de este paradigma— a los dos les falta sanar la relación con la Tierra, Tonanzín, nos falta valorarla, reconocer su sabiduría, su poder y formas.  

La invitación es de acercarte con amor, con apertura, ternura, sin prisa a los caminos interiores,  al imaginario de los espacios dentro de la tierra, sus túneles, cuevas, tesoros... La invitación es de ver como estas tierras reflejan nuestra verdad colectiva, nuestra metáfora particular.  Vibrando en hermandad con la Tierra, ¿qué nos mostrará?  Y ¿qué nuevos elementos podemos sembrar para establecer una nueva relación que la nutre y por ende nos nutre en medio de los indudables dolores de nuestros tiempos?

Mueve tu cuerpo, recorre los caminos del interior... tus ojos ven en la oscuridad, ¿qué ven?  Aprende la danza de lo que ven tus ojos, acércate, danza con ello, aprende, rescata... respira... cuando hayas cumplido este buceo, este viaje, vuelve por el camino por el cual viniste cargando el conocimiento y su danza dentro de ti... vuelve lento, danza tu partida del allá, para llegar al aquí y ahora. Aquí y ahora lentamente date cuenta de los la luz, las sombras, las formas, los colores, las sensaciones, todo con los sentidos periféricos...(nunca te fuiste de tu cuerpo— solo que has ocupado diferentes espacios)... Haz un dibujo de tu experiencia, haz una danza... haz un poema. Y compártelo con tus compañeros del viaje.