martes, 11 de agosto de 2009

La noche que sueña

eres la noche la noche que sueña
en silencio con luciérnagas
que se apagan para luego volverse a encender
noche que finge que nada le duele
que busca la paz entre las sábanas
que cree que todos los secretos se han descubierto
noche que camina de prisa hacía los albores de la mañana
para llegar antes que se estalle el canto del zorzal colorado

esta noche te acuerdas de una vida en la que bailaste
sobre el tablado de los zíngaros
te acuerdas y no quieres sentir la añoranza
te acuerdas y te desdibujas en sueños
donde capturas los astros y las luciérnagas huidizas
allí crees haber descubierto una secreta entrada a la iluminación
observas visiones con los ojos cerrados
a veces te resbalas sobre las losas del pasado
pero la luz que titila entre tus pupilas poco a poco
te brinda sentido al sin sentido de las más mínimas cosas
y te iluminas caminando por los andares de los astros
esferas mundos galáxias conceptos de universo y Dios

tu sombra gemela, noche ajena, sonámbula te habla:
“Yo te he venido a decir que no creo en nada,
sólo sueño el universo y su contenido--
te he venido a decir susúrrale al oído
de la oscuridad del polvo y de la muerte
para iluminar el sentido de la vida,
te he venido a decir
no hace falta creer en nada
que las chispas y las cenizas provienen de la misma fuente:
la madera, árbol de la vida
tronco raíz ramas hojas y savia
y fuego--
te he venido a decir que vives más precisamente
después de retar al precipicio aunque te caigas
esto te enseña nuevamente el giro de la vida
y a fiarte en la caída
el universo está abierto
en él estás en casa propia
las ventanas están abiertas
y los vientos que entran por ellas te acarician
su vaho no requiere explicaciones ni méritos
están y estás
en esta vida...”

por Lorena Lobita Wolfman © Agosto 2009

3 comentarios:

  1. bellísimo pareces mi sombra gemela con este poema!!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado. Una poesía tan distinta delas mías,que casi siempre son ráfagas, como puñaladas.

    ResponderEliminar